martes, abril 1

RetoParejas

Una vez más, me he animado a participar en los Retos de la Familia Fotera, esta vez, el RetoParejas :)
El resto de las fotos las tenéis aquí.
Aquí os dejo la foto, la mezcla perfecta, para mi. Música y fotografía. Sobre una vela apagada, pero es por el viento, que sopla tan fuerte, tan fuerte, que consigue apagar la llama. Pero tengo un mechero siempre a mano, para ponerle luz y calor a mi vida.


domingo, marzo 2

Una triste tarde de domingo.

Es cierto que te dije que no pasaría, pero ya sabes que todos tenemos nuestro punto de flaqueza, y no siempre podemos estar radiantes.
Llora, llora porque cada recuerdo va a tener un poquito menos de ti, y más de los demás. Porque sigues estando, siempre que cierre los ojos y te vea, o suene tu voz en mi cabeza. Pero no te puedes hacer una idea de lo duro que es saber que hay tantos momento que nunca más ocurrirán.
Duele. Y duele siempre. Duele cuando sabes que, después de casi 3 años, tus primos siguen enviándole un beso al cielo cada noche, desde que la estrella brilla con mas fuerza en el cielo. Cuando de repente, te llaman de una residencia preguntado por él. Cuando, tan tranquila, suena en la radio una canción tan triste que crees agonizar entre lágrimas. O cuando, sin poder evitarlo, maldices el momento en que un hospital se convierte en el lugar mas triste de la tierra, porque aun está, pero cada día está menos como estuvo.
Duele cuando el día está tan gris. Y cuando brilla el sol, porque te gustaría compartirlo con él, con ella...
Duele querer bailar contigo en mi boda, y que no vaya a ocurrir. Duele querer besarte cada navidad, y no poder hacerlo. Duele saber que las fotos de mi graduación se van a quedar sin vosotros.

"Esperaremos al sol, que con un rayo de luz, tal vez nos pueda currar todo lo que nos duele". David Otero.

DmN.

miércoles, diciembre 18

RetoSueños (todo sea por soñar...)

Hace mucho tiempo que no participaba en los retos de La Familia Fotera  , y al leer RetoSueños, me animé.
Antes de seguir, os dejo aquí la lista de participantes.

Hace cuatro años empecé a estudiar una carrera universitaria para hacer un sueño realidad. Dedicar mi vida a la educación de niños de entre 0 y 6 años. Dedicar cada minuto libre a preparar actividades por y para ellos, aprender juntos, ellos de mi y yo de ellos. Estar a su plena disposición para resolver dudas, inquietudes, para confiarme secretos, para que me cuenten emocionados qué desean para reyes. Ver la ilusión en sus caras cada mañana en el colegio. Recibir con una fiesta el viernes. Sorprenderles con pequeños detalles, sorpresas. Compartir grandes momentos, en que se les cae los dientes, aprenden a atarse los cordones, escriben su nombre en minúsculas o aprenden a leer.
Empecé a estudiar esta carrera, para estar lo más cerca posible de mi sueño.
Según ha avanzado los meses, mi sueño se queda atrás. Por unas oposiciones inalcanzables, y no por el nivel, que ya es alto, si no por las plazas no que salen. Se queda atrás por las pocas oportunidades que nos ofrecen. Porque montarte una escuela infantil o un colegio implica un esfuerzo económico increíble (y no solo económico), con la opción de fracasar siempre abierta. Porque los colegios privados o concertados, si tienes la suerte de que no seas el enchufado y entres desde fuera, te exigen un nivel de inglés (por lo menos, si es que no te piden más del inglés, claro) bastante alto (y para ello, formarte cerca de dos años trabajando o estudiando fuera, o ambas).
Me niego a tener que trabajar en algo que no me aporte esa vitalidad de las relaciones humanas, de aportar algo tan fundamental como la educación básica. Me niego a tener que rechazar a mis sueños por un sistema equivocado, que tan solo piensa en su beneficio personal, que les importa una mierda lo que los de abajo pensemos.
Tengo 22 años, no creo que sea momento para tener que conformarme, para rechazar a mis sueños en cuanto hay adversidades, aunque por otro lado, ayudaría madrugar cada mañana sabiendo que cada amanecer es uno menos para conseguir este sueño.



DmN.

miércoles, diciembre 11

Gotas de sal.

Cierro los ojos, y tu cara sigue aquí. Y mi promesa no cumplida de sacarte de allí. Ya fue duro hace mas de dos años, y ha vuelto a ser duro, durísimo.
Ahora que se que esto se supera, porque conozco bien las fases del proceso, no me preocupa llorar cuando escucho canciones que me recuerden que siempre te voy a tener conmigo. Se que es lo que me toca ahora, que es una forma de canalizar la pena, la tristeza, la frustración.
La ilusión de cada comida del 24 de Diciembre, recordar los días de parque de atracciones con 5 años como los días más felices de mi existencia, y siempre fueron contigo. Los vídeos antiguos en que jugamos en el parque, en que monto en bicicleta o pegamos los columpios por hacerme daño. Y tu ilusión por verlos SIEMPRE que tenías oportunidad. Y por mostrar las fotos de nosotros cuatro en público a cualquier persona. Los cuatro mismos de las rosas.
Cuando estos días oigo por la calle que es época de pedir deseos, que es cuando hay que tener fe en que se cumplirán, me duele un poco más el corazón, al saber que hay deseos que nunca podrán cumplirse.
Siempre te quise, y para siempre te querré.
Siempre tuya.



DmN.

miércoles, noviembre 13

Sin ti.

Las sábanas siempre a nuevo, y a veces no me gusta.
Todas las lágrimas son de tristeza.
La ropa interior más exquisita solo coge polvo en el cajón.
Las calles están vacías, y las farolas, apagadas.
El micro está desconectado, la función sin voz.
Las luces de neon te hacen volver a casa.
Las noches de lluvia y manta, son menos.
Mis labios mueren por volver a rozarte.

DmN.

sábado, octubre 26

Versos.

Echo de menos el olor a recién pintado. La inauguración de mis dedos en tus palmas. Tengo ganas de volver a besarte. Y de sentir juntos el frío. Y el calor.
Hacer nuestro amor en bolsitas de té. Calentar el agua al máximo, y quemarnos los labios.
Meternos en la ducha, y comprobar que a tí, siempre te gustó el agua mucho más caliente.
Echo de menos detalles de tu piel. Menos mal que mañana, se me pasa.


DmN.

domingo, agosto 11

25 canciones para no olvidar (Dani y yo).

Han pasado tantas cosas que no sabría ni por dónde empezar. Eres esa luz de esperanza al final del túnel, un trago de agua en el desierto, la nota perfecta en la mejor canción o el mejor momento en el coche de vuelta de un concierto.

Conciertos, noches de cachimba, canciones, acordes sin letra, vídeos en lugares maravillosos... Playa, piscina, spa... Películas en el coche, en casa, en el cine.

Llegaste como si nada, una noche de botellón nos encontramos celebrando tu ascenso. Y al día siguiente, confesando lo borrachos que seguíamos.

Es impresionante cómo has cambiado el mundo que me rodea en unos meses, pero lo que me alegro de ello.

De todo, me quedo con los pequeños detalles, cada bobada que me hace sentir realmente afortunada por estar a tu lado. Como el beso en la mejilla en el castillo de Cullera mientras escribía gilipolleces en mi libreta de Estambul :)

Te quiero, amigo. Y mucho.
Felicidades.


DmN.

viernes, agosto 2

Fue cómo un baile (floretas).


Fue cómo un baile. Vestidos de gala. Rojo pasión. Lencería recién comprada, y casi olvidamos quitarle la etiqueta. El beso en las escaleras del metro de Madrid, en el trasbordo más largo de nuestra vida.
Bailamos, y la música (la que hacíamos nosotros) era la mejor banda sonora. Teníamos la mejor iluminación, y el mejor lugar de baile.
Nunca he vuelto a bailar igual. Y es que sin zapatos, no se baila igual. Recuerdo que volvimos en taxi. Y que la gente se manifestaba. Nosotros hacíamos nuestra acampada, en el salón de un solitario piso en Madrid.



DmN.

jueves, agosto 1

Sé mis arterias (corazón).

Haz que fluya la pasión roja por todo mi cuerpo.
Acércate, escucha cómo suena. ¿Lo oyes?, mi alma te susurra que te quedes.
Juega conmigo cada domingo por la mañana.
Hazme cosquillas al dormir, cuando mirándote se nos paren todas las agujas de los relojes, en casa. Aparece en 3 de cada 4 sueños, en la noche.
Júrame que nuestra canción sonará en cada aniversario, aunque eche a volar con cada ráfaga de viento sin dame cuenta.
Viajaremos, conoceré París de tu mano, y nos haremos fotos que jamás creímos que podrían salir.
Y un día, en tu coche, o en un rincón de un centro comercial, en el campo, bajo una palmera o quiénsabedónde, te miraré, y sabré que nunca más podré vivir sin ti.


DmN.

martes, junio 18

Experiencias que cambian tu vida (y la mia).

Empezar el instituto. Confiar en ti, y tu en mi.
Compartir un auricular en cada recreo, en cada rato.
Acompañarnos, sufrirnos, completar momentos.
Ha habido muchos momentos. Muchos detalles en nuestra memoria. Y la soledad de este verano con tu nombre, tendrá otro sabor. El sabor de la gratificación de tu aventura, de tu valentía para escapar, para invertir.
Todo esto no sirve más que para recordarte que te quiero, que te admiro por ser capaz de hacerlo, y que si yo pudiera, me iría contigo, 2 meses, o los que sean, todo por estar contigo :)
¡Disfruta!



DmN.

domingo, junio 16

Borrador.

No importa si escuchas Simon & Garfunkel. Si tienes el pelo largo o mido más que tú. Si conoces el museo del Prado o no sabes qué pinto Velázquez. No te pido que seas el mejor matemático del mundo. No importa si te gusta acompañarme a comprar, si tardas más que yo en arreglarte.

Importa si tenemos química, pasión. Si vamos hacia el mismo camino. Buscamos lo mismo. Si somos compatibles. Si no encontramos a nadie en nuestro camino que sea mejor que lo que somos. O si, encontrandolo, seguimos juntos. Si soportamos nuestras manias por amanecer juntos. Si nos besamos en cualquiera de las circunstancias. Porque un beso tuyo, no se rechaza. Y también importará, si no se precipitan las cosas. 

DmN.

lunes, junio 3

Maldita sea.

Todo carece de valor ante las cosas importantes. Y tu dolor, duele menos, cuando a alguien que aprecias, le duele mas. Su dolor, es tu dolor.
Y siempre esa sensación de rabia, de pena. De "¿por qué no fui a visitarle? ¿por qué no le di las gracias por todo lo que hizo en vida por mi?".
No te preocupes, él lo sabe. Él agradece que no le vieras así. Y él sabe que tu eras feliz con que te escuchara, con solo eso.
Tu tienes que estar triste, pero también superarlo. Porque la vida continua, tienes que seguir. Y con tu mirada, poder recordarle, que era un buen hombre.


DmN.

jueves, mayo 16

No name.

Esta todo preparado. Tenemos las guitarras, los amplificadores. El cantante ha hecho gárgaras de agua y limón, y su voz brilla más que nunca. Esta el repertorio escrito a mano en la hoja más sucia que has tocado en todo el día. Sales del local con la sonrisa del nerviosismo causado antes de un concierto. Y sabes que este es EL CONCIERTO. Que el público no admite fallos, que tiene que salir todo perfecto, que un solo error puede mandarlo todo a la mierda. Sabes que estará entre el público, inmersa en su mundo, como suele hacer. Y has ensayado la jugada, hoy no puedes alargarlo más. Tienes que hacer frente, y o ahora o nunca.
Y en el coche, con la ventanilla a media altura, el viento te susurra que tienes que ir despacio, relajado, que tienes que estar tranquilo, que no debe haber equivocación, ni tan siquiera un error causado por los nervios. Todo de frente, la segunda calle a la izquierda y cuando llegas a la rotonda, la tercera salida. En cuanto veas aparcamiento, no lo dudes. No puedes llegar tarde.
Y no, ella no está. Y es que resulta, que ella nunca está. Que su nombre se cambio por "soledad". Que por mucho que desees que ella venga, no va a ocurrir. Que tu concierto no tiene sentido. Que todas las guitarras suenan diferente, si ella no está allí. Que tiene el color de las rosas, huele a jazmín, y sabe a romero.

Ey, pero no te rindas. Tienes que seguir tocando. Tienes que seguir probando para cuando ella vaya. Y tiene que estar siempre todo listo. Porque ella no te avisa. Y justo cuando no quieras, va a venir. Porque siempre le ha gustado eso de sorprender. Sobre todo si se trata del concierto de tu vida.


DmN.

lunes, abril 15

El silencio (guitarra española).

" Ha pasado tanto tiempo, desde el último verano, que ya casi no recuerdo que te había olvidadoHan pasado tantas cosas, tantas cosas han cambiado. He aprendido que el silencio se hace cada vez más raro, más raro…

Y no siempre lo mejor es lo más caro, cuanto más lejos estás, más me cuesta respirar.El silencio es no explotar en tus manos, el silencio es no pensar, es lo que queda si te vas, si te vas, si te vas…

No me canso de momento, de tocarte sin las manos, de esconderme sin querer detrás de unos ojos cerrados. Que se carguen al silencio y que no vuelva a escucharlo, me he dormido y me despierto cuando estás al lado.

Y no siempre lo mejor es lo más caro, cuanto más lejos estás, más me cuesta respirar.El silencio es no explotar en tus manos, el silencio es no pensar, es lo que queda si te vas, si te vas, si te vas…

Y no siempre lo mejor es lo más caro, cuanto más lejos estás, más me cuesta respirar.El silencio es no explotar en tus manos, el silencio es no pensar, es lo que queda si te vas, si te vas, si te vas… "

Despistaos - El silencio.


viernes, abril 12

Cuack, cuack. (Mi niña, y yo).

La primera vez que nos pintamos la uñas y que quisimos beber. El primer beso, el primer amor, la primera decepción. 20 poemas de amor y una canción desesperada. Libros, historias, aventuras. Tu casa. La mia. La playa, la piscina, lagunas.
Momentos muy muy duros, de llanto desconsolado, de miradas sin remedio, cafés solos sin azúcar, y cogidas de la mano, de manera única.
Cada canción, con su historia, con su letra y su melodía, que hace que nos acordemos de aquel viaje, aquel concierto, aquella tarde o cada camino al "instituto".
Probablemente, nunca volveré a tener a nadie tan cerca como a ti. Tendré familia, tendré muchos amigos, muy íntimos, muy personales. Tendré pareja, o incluso hijos. Pero nunca tendré, durante tanto tiempo consecutivo, una persona que no me defraude, que comparta mi día a día, que me diga que sí a locuras de sábado, y que me diga que siempre vamos a estar juntas, sabiendo que esto se cumplirá. Nunca te has ido de mi lado, y por nada, ni por NADIE, dejaremos de ser lo que somos hoy.
Recuerda, pequeña, seremos eternas.





Sara Alegre.

lunes, abril 8

Esta noche (atardece en Galata).

Sonó el despertador a las 08:43, porque como algunos privilegiados sabemos, nunca pones el despertador a las horas en punto, o dos minutos antes, o dos después.
Tienes puesto Nueva York como sonido del despertador. Empieza tan suave que te cuesta un ratito salir de la cama, pero te gusta.

Un café con leche fría, dos de azúcar y un cruasán (de esos que vienen envasados con tanto aire que dan ganas de explotar al vuelo).

Es de día, luce el sol, y prefieres ir andando al trabajo, cuando salgas, tendrás ganas de caminar por el centro mientras comes un helado de la heladería "Mr glass", sabor: frutos rojos.

En las ocho horas de trabajo, nada destacable, papeleo, llamadas, visitas, y en el menú del día del comedor de la empresa, tienen merluza con guisantes para comer. Suerte que el postre es flan con nata (con lo que a ti te encanta el flan, aunque, para que engañarnos, aún más la nata).

El reloj alcanza la hora perfecta para que, tras enloquecer con ese helado, nos encontremos en la parada de la línea 2 de metro.

Tu me hablas de comprar. Y yo te cuento que prefiero comer. Tu, un ramo de violetas de la floristería de la esquina. Yo, a ti.

"- Mejor te vienes a mi casa, y te enseño cómo es eso del amor."

Cuadros, fotos, un tablero de ajedrez, de cristal. Una mesa de dos metros, y una cama de 1'05.

Primero tus ojos. Luego, aquel lunar detrás de la oreja izquierda. Tras él, el hoyuelo que se ve en tu sonrisa. Y por último, tus abrazos.
Todo se enamoró de mi esta noche.

Por fin estábamos juntos. Por fin, y para siempre.

Yo ya te quise mucho antes de conocerte. Tu, tu me quisiste antes de besarme. Y para mi, el resto de mis besos, tendrían todo tu amor. Todo nuestro amor.




DmN.

sábado, marzo 30

La vida a veces, Carlos Del Amor (unas mandarinas diferentes).

La vida, a veces, tiene el color de un cielo azul claro, azul vida; a veces, huele a pan recién tostado con leche hirviendo. A veces tiene marcos con fotografías viejas, y a veces esconde puzzles incompletos, a falta de una pieza. A veces, son aquellas notas en un violín en la Calle Alcalá, 13. A veces, robar besos antes de que parta el último tren de tu vida, o hacer, del número de los andenes de Atocha, vuestra combinación favorita. A veces, una dedicatoria en un concierto de un grupo increíble a esa persona que esa noche dormía eternamente sobre mármol. A veces, son las lágrimas que te desbordan en un autobús de ida a una ciudad extraña mientras lees "La carta", de tu libro. La alegría del momento de firmar tu primer contrato laboral. Una caricia acompañado de las palabras más dulces susurradas en el cuello, mientras retiras el pelo detrás de la oreja, jurando que ése momento será único. A veces la vida son gemidos en camas de 90, y a veces ruegos por "un ratito más". Desayunos en hoteles de tu ciudad, y noches de espera antes de los mejores conciertos de tu vida. A veces, son kilómetros de asfalto por un abrazo, o paralizar la comida para realizar una foto a unas mandarinas. Y a veces, la ilusión de soplar las velas el día de tu cumpleaños (ya me contó Albert Espinosa la importancia de soplar una vez...).  A veces, la vida, no es más que ese agua salada que brota de tus ojos con alguna película preciosa, pero puesta en un momento inoportuno, o con alguna pieza del telediario, dónde, al escuchar su voz, se hace el silencio en casa (en realidad, se ha colado en la nuestra hace unos años).

La vida, a veces, es la sonrisa de tu mejor amiga al verte después de días, la última frase de tu alumno de 5 años (que jura que te echará mucho de menos), la súplica de aquella canción para que no dejara de sonar, un aplauso en la mejor obra de teatro jamás escrita, tu vida.



DmN.

lunes, marzo 25

Escalofrío.

Y yo me iba a poner a escribir sobre lo desconocido. No tengo derecho, así que no lo haré.
Pero tu sonrisa, tus canciones, el brillo de tus ojos, algún que otro lunar de tu espalda y tu corazón, están con él. De eso si que estoy segura.
Y de que fue un gran hombre, que tú, tu tienes la fuerza necesaria para echarle cojones a la vida y salir, y están en ti, te las enseñó él de pequeño, solo que ahora no quieren salir, o más que no quieren, no deben.
Alguien me enseñó que hay momentos para todo. También para rendir homenaje, para llorar, para echar de menos. Pero que, un día, sin más, todo ese dolor y esa rabia en consecuencia de que no va a haber momentos nuevos con él, todo eso se convierte en una tristeza eterna, pero que ya no duele tanto.
Hace casi dos años, una estrella brilla mucho mas fuerte en ese lugar donde, como tu bien dices, las personas se hacen eternas. Me consuela saber que allí va a estar él para esperarnos a todos los que vayamos detrás.
Y aunque puede sonar típico, y no por ello menos cierto, que te quiero, que te mereces sonreir, y que todas las lágrimas que el nunca quiso ver en tu cara, ni aún hoy, hagan de este momento, algo menos duro.
Tu amiga, que llora tu duelo desde hace dos días, que te aprecia.
Sara.

miércoles, febrero 27

#RetoDesSelectiva

Dado a la felicidad repentina causada, entre otras cosas, por los copos que nos caían en la cara esta misma mañana, me he atrevido a participar, una vez más, pero después de meses sin hacerlo, en el reto de la Familia Fotera.
El día, invita a tomar un chocolate en casa a la luz de las velas. O al menos, mi cabeza dice que así debería ser.

Gracias a todos por vuestra visita, de verdad.

Para ver el resto de fotos del #RetoDesSelectiva aquí.

DmN.

miércoles, febrero 20

La realidad.

El lápiz de pinocho que va en bicicleta roja.
Tienes 17 años. Cada uno, con sus momentos trágicos. No olvidas ni uno solo. Y los buenos, se los ha llevado el paso del tiempo. Cada recuerdo positivo, con la lluvia, se ha esfumado. Y mira que llueve aquí en Bilbao.
En tus viejo discman suena "la cinco" de La Ley Innata. Tu y tu extraña forma de utilizar este reproductor de música el primer día que sale un cd nuevo.
Te sientas en un banco mojado por la lluvia de hace escasas horas. Buscas no encontrar la vida, y la vida te encuentra a ti. Aparece ella. Hacía dos años que la recordabas (por lo trágico del recuerdo, ya sabes). Se te acerca, para sentarse a tu lado. No habla. No pronuncia una palabra con sus labios. Pero el mensaje está claro. Quiere tu perdón. Llevaba horas buscándote en los lugares a los que solías ir. Ella no sabe que ya no vas a esos lugares desde lo que ocurrió. No vas a esos lugares porque no sabes ir. Se largaron con los buenos recuerdos.
Sin inmutarte, te levantas decidido a marchar. Ella permanece en esos viejos listones de madera en los que tantas personas habían confesado sus secretos, susurrado palabras de amor, o comido dulces de madrugada, o helados de piscina.
Y antes de marcharte, posas la mirada en ella. Lleva el lápiz de pinocho que va en esa bicicleta roja. Y eso le hace sonreír. No sabe por qué. Solo sabe que acaba de crear un momento bonito con su madre en aquel banco. Se marchó. Y ella, se largó por dónde había venido.

Quién sabe lo que tardó la lluvia de aquel Septiembre en llevarse aquel recuerdo.





DmN.

lunes, febrero 11

Risas en teatro (nubes en el cielo).

Promesas. Compromisos. Una calada a un cigarro apagado. La vista de perfil de un hasta siempre. ¿Confías? Confío. Tu estúpida manía de no asumir que tienes una mirada especial. No lo sé. Quizá si. No tengo valor a preguntar. Ni siquiera a pronunciar palabra. Me he vuelto más cobarde. Pero la fortaleza de ser lo suficientemente valiente para no echar a correr me hace deleitar la vista desde un cuarto sin vista al mar. Mis ganas. Tus "te quiero"s. Hoy mandaría la mierda todo lo que pensé, y actuaría sin pensar.
Pero prefiero pensar, y proceder a subir el telón cuando sea el momento de actuar. Así la función durará meses y meses en cartel.
No salgas por la puerta de atrás. En la obra, el cobarde es el que muere, el que arriesga, el protagonista. La timidez son las paredes, y el tema principal: tu y yo.



DmN.

lunes, febrero 4

Algo diferente (Mezquita azul)

Dónde era dependiente de unos labios que sólo escupen veneno, ahora soy adicta a sonrisas de desconocidos.
Dónde tenía miedo a no verte cada día, ahora no hay nada que me haga más feliz que el hecho de que no me dirijas la palabra en semanas.
No puedo olvidarte, ni pude, ni seguramente podré.
Pero lo que sí que puedo es superarme ante la adversidad. Sacar fuerzas de flaqueza. Estar por encima de ti, tus problemas, tus malos rollos y tus adicciones.
"Has madurado, Sara". No, no es que haya madurado. O igual sí. Pero lo que tengo claro es que nunca antes había sido tan plenamente feliz con tan poco. Sola. Llena de vida, y de ilusión. Vacía de ti. Y queriendo que, después de meses, ocurra lo que creo que va a pasar en breves. Que voy a tener, lo que siempre he merecido.

Estambul, simplemente, ha sido maravilloso.



DmN.

domingo, enero 6

Mi único deseo a los reyes (bota).

En esta noche de nervios e ilusión, solo le pido una cosa a los reyes.
Son tres los reyes magos, mi madre, mi padre y mi hermano, y pido un único deseo.

Que nunca jamás vuelvas a oler su perfume. Que olvides su calle y el piso donde vive. Que no tengas mariposas revoloteando en tu estómago cuando oyes a alguien con el mismo nombre. Que tu sonrisa se alimente de otras ilusiones, de otras pasiones. Que tus besos tengan otro sabor desde que dejaste los suyos, y que tu cama, nunca la deshaga él. Que pintes corazones sin vuestra fecha. Que destroces sus cartas. Tu puño, en alto, sea más fuerte que su mirada. Que aquella canción de Huecco sea tu himno.

Y todo esto, se resume, en que nunca jamás vuelvas a verle, a saber de él. Que se muera, en tu vida, en tu corazón.

Ese es mi único deseo.
Lo peor, es que yo sé que esto no lo traen los reyes. Esto me lo regalarías tu, el mejor día de mi vida, cuando te des cuenta que lo único que estás haciendo es cavar tu propia tumba.




DmN.

martes, enero 1

Y tu...

No vengas.
Cada persona que te besa, tiene la cualidad de donarte segundos de su vida. Es una donación múltiple, tu donas a la persona que te besa, y esa persona a ti. Yo, a ti, te besé muchísimo. Te besé hasta desgastarte los carrillos. Era la manera de susurrarle un "te quiero" a tu alma. Que supieras, que después de todo, te quería como el pianista quiere a la teclas de su piano, o como las flores a cada gota de la lluvia de invierno.

¿Nadie te había contado lo que es pasar el mejor día de tu vida (por excelencia) en el peor lugar del mundo? O, aún peor, ¿atada a cables que intentan que tu respiración sea tan fuerte como lo fue de niña?

Supongo que será lo habitual, supongo que tendrá razón aquel que decía que, el dolor, cuando se expresa, cuando se cuenta, duele un poco menos. Como las lágrimas que salen directas del corazón, que hacen que éste duela un poco menos.

No sabes todo lo que te echo de menos. No te haces una idea de lo mucho que me faltas.
Tu siempre serás, ya sabes, mi Estrella.




DmN.

sábado, diciembre 29

Cambio, como resumen de 2012 (zapatillas en la playa).

Es complicado resumir un año en unas líneas.
Reflexionando, sobre mi persona, creo que la palabra que mejor respalda estos 365 días es cambio.

He cambiado de perfume, de ropa, de maquillaje.
He cambiado, en contadas ocasiones, las mustang por botas y las chanclas por sandalias. El bañador de nadadora por top less en la playa. He cambiado de dormir en mi cama a dormir en la de mis amigas, hoteles, hamacas o coches ridículamente pequeños, y espantosamente grandes.
He cambiado mi concepción del dinero, y el valor de la moneda.
He cambiado detrás y delante de la cámara. Sobre todo detrás.
He cambiado en mi forma de besar, de acariciar.
He cambiado el sentimiento de un abrazo, y la dulzura de una caricia.
He cambiado llantos por risas. En un teatro, en un bar, o en la calle.
He cambiado el vodka por cerveza, y el vino por tequila.

He cambiado de amistades, he conocido mucha gente, gente maravillosa, gente tremendamente especial, gente de mi día a día, y gente de mi mes en mes. Gente que ya conocía, pero se ha reforzado este año.
Adri, Miguel Miguel, "Miguel Ángel", Mar, Juanlu, Mario, Chris, Martuqii, D2K6, esos amigos de Coruña (ay mi Stiven...), he enlazado mi relación con Silvia hasta el infinito, los mamarrachos de Tony, Kevin, Alberto, Fer, V, Laura, Buda, Pablo, Niko, Luis... en las fiestas de Leganés a Antonio, David... a mi querido Fran Acb...Fer. Mis queridos Félix, Gema, Zumito, Alegría, Mónica, Oscar, Manolo (y Claudia). Cada retuit de Marta. A Alba, Raquel, Juancar, Dani. Y Naza, Alba, Laura, Carlos, Adri.

Hemos ido a conciertos, de rock, de pop, de ska... Pablo Moro, La Pegatina, Supernadie, Despistaos, Davile.

Tuve la oportunidad de conocer a Chema Madoz, un sueño hecho realidad.

Y sí, he cambiado, los besos rojos por miradas sinceras. "Medias negras" por "Dos gotas".
He cambiado mi manera de analizar las cosas, porque ya casi nunca las analizo. He dejado más de lado el pensar para actuar. Total, sea lo que sea, pasará. Just LET IT BE.
He cambiado despedidas en el andén por despedidas en la calle antes de coger el tren. Se hace menos duro.
He cambiado preocupaciones por lo que pueda ocurrir, por brindar a la luz de la luna.
He cambiado contar estrellas por verlas.
He cambiado hacer grupos de compañeras por hacer de mis amigas, un grupo.
He cambiado poemas de Daniel Orviz por canciones de Nacho.


Pero hay cosas, que nunca han cambiado.
No he cambiado el robarte besos en los semáforos. Acariciarte el pelo, recién cortado, a contrapelo, mientras conduces, fijando tu mirada en la carretera.
No he cambiado el verde de tu coche. Ni los litros contigo.
No he cambiado el guardar las rosas que me regalan.
Tampoco he cambiado en la locura de las 12 de la noche llamando a... "El más guapo del Burguer Mix".
No he cambiado las conversaciones a las tres de la mañana con "desconocidos" en un bar.
No he cambiado de fruta preferida, plato elegido, ni postre delicioso.
No he cambiado duos, parejas, tríos. Ni mis mokos, tampoco.
No he cambiado mi odio por el 21, ni mi amor por el mes de Febrero de 2012 desde que tuvo lugar.
No he dejado de hacer fotos, de dedicar líneas a determinadas personas, de amar el arte, de disfrutar la fotografía, y de correrme con la música.

Pero lo que no he cambiado, y no lo hará nunca, son mis ganas de crecer, de continuar con lo mío, de sonreir, de hacer feliz, de disfrutar con todo lo que me pasa en la vida, de los pequeños momentos, y de los grandes acontecimientos.



DmN.

viernes, diciembre 7

Y seguimos sin mote... (al borde...de la caida)

Ni dos semanas te daba. No por nada, porque ya no se las doy a nadie. Ni siquiera a gente que viene recomendada por alguien tan grande como "An". Pero mira, aquí nos tienes, superando las 3 semanas.

Nunca imaginé que a estas alturas de la vida, después de todo, podría colarse alguien en mi vida, con tal importancia como la de un retrasado con cara de payaso que me haga preocuparme por él tanto.
Es impresionante lo imbecil que puedes llegar a ser, por dios.

Pero, ¿sabes?, hoy te quiero un poco más, y te odio un poco menos. Te quiero como quieres al amigo que acaba de llegar, y que sabes que se va a quedar. Que te duele cuando sufre, duele dentro, duele fuerte.

Que me preocupo por qué estés bien, porque sonrías, te agobies un poco menos en el curro y bebas un poco más. No lo suelo hacer. Casi nunca lo hago y menos, mucho menos, en tan poco tiempo. Pero es que... después de todo. Tu, querido amigo, aun sin mote, has llegado en el mejor momento de mi puta vida. Y porque, de verdad o no, me dices cosas que sientes dentro, me hablas de corazón, me regalas piropos cada noche, y me reconoces la valentía de poner la cámara a "esas horas" y "con esas pintas". Será que nunca me importó lo que la gente pensara de mi, y menos lo que juzguen por conectar una noche de resaca con la peor de las caras.

Eh, pero no te emociones. Que cosas como estas, tendrás el resto de tu vida. Y espero, de verdad, ser yo quien te agradezca, de una u otra manera, lo que haces por mi. Eres un tipo muy grande, y no puedo hacer menos que darte la tabarra alguna noche que otra con cositas de estas ^^

Gracias.



DmN.

domingo, diciembre 2

Tengo... (zapatillas).

...las ganas de probar ese capuchino en el hostal, las ganas del principio.
Aún, a veces, cierro los ojos y recuerdo el tacto de mi piel en el primer beso. La inocencia que fotografiaba en los espejos, inocencia en mis ojos, en mi rostro. Me encantaría recuperarla, y llorar en el metro mientras suena nuestra canción.

El frío congela mis pies. Uno de Diciembre.
Hoy te he vuelto a ver. Y las telarañas de tus recuerdos en mi pecho, se han desvanecido.

La calle está oscura. Sola. Sin consuelo. Con frío. Con ganas de llorar. La calle, nunca, estuvo tan acompasada con mi día. Conmigo. Sin mi.

Si te llamo, y el teléfono no suena. Si te sueño, y al despertar no estás. Si te abrazo, y el recuerdo se desvanece. Si sonrío, y no lo ven tus ojos. Si me bajo en la estación, y no estás esperando en el otro anden.
Y si, al terminar el cigarro, no me besas. Si nada de eso ocurre, creo que mis lágrimas serán merecidas.

Déjame llorar hoy. Déjame que te eche de menos. Mucho más de menos de lo que nunca te extrañe.



DmN.

viernes, noviembre 30

El chico sin mote (gotas)

Eres un estúpido. Tienes una sonrisa que transmite paz. Eres un imbécil. Me haces sentir alegría cuando peor estoy.
Eres como esa gota de sirope de chocolate en el montón de nata. Disfrutas el postre. Tienes ganas de comerlo. Pero esa gota determina el sabor. Hace que tu placer sea llevado al extremo mas extremo de los extremos.
Seguro que roncas. Tienes que tener una postura extraña al dormir que hace que no puedas compartir una cama de 90. Pero tu carisma, su personalidad, permite que no sea la cama lo que se comparta, si no algo más allá.
Dices que no crees el amor. Y creo que dices que tienes ganas de verme. Y lo que no sabes, es que solo por sacarme una sonrisa cada noche, tienes mi cielo ganado. Que no te quiero. Que te ríes de mi. Pero que eres un chico genial.

En una acera de Madrid, mientras recuerdo tu beso de buenas noches, mi cara se ilumina con la idea de que, algún día, caminemos buscando el último bar que nos sirva una cerveza, y después, borrachos, reírnos del futuro, del pasado, y fumarnos el presente.




DmN.

viernes, noviembre 16

Tu.

Tanta mala hostia que tenía que explotar. Mil y un defectos escondidos en tus canas. Cuatro o cinco besos antes de dormir, como el mejor somnífero de la vida.
Te escucho murmurar que ya nada ni nadie te hace feliz. Un vaso de alcohol rebosando en la barra del bar y tu y yo solo nos queremos mirar. Un bebé ilumina nuestra cara con la idea de dos rayas. Rosas.

Y un silencio. Punto.

La confianza del final, y tus ganas de quererme, sin quererme amar. Te pierdes en la noche fría de Madrid y me invitas a un café, para que nuestros sentidos y nuestros besos nos deseen más que nunca. O para que, una vez más, engañes la ilusión de mis entrañas.
El fuego del mechero ilumina mis ojos, que llenos de rabia se niegan a aceptar lo inevitable.

Cinco compases de cuatro por cuatro al son de unas palmas mal acompasadas y el andén tan frío como casi siempre, como cada vuelta a la cruda realidad.

La baba se nos caería de poder imaginar todo lo que nos podríamos querer sin miedo. Pero a más de uno mataron ahí afuera por creer que no somos lo que creemos ser. Si quieres soñar, yo te invito a dormir.

Y tú, y tu puñetera manía de huir. De no afrontar tus miedos cuando se tratan de ti. Cuando va más allá que el par de huevos que le echas por salvar vidas. O por echarlas a perder. Cobarde. Te odio.

Si algún día te atreves a querer a alguien como alguna vez (repetidas veces) lo hice por ti, sentiré que no he tirado todos esos besos por el desagüe de la soledad.





DmN.

martes, octubre 30

Ese chico de nombre diferente (gorro)

No sé casi nada de ti. No sé tu color favorito ni tu número de la suerte. No sé si tienes hermanos o si te desperezas cada mañana al despertar.
No me hace falta saber casi nada de ti para conocer otras muchas cualidades.

Sé que eres un tío cojonudo. Que tienes un sentido del humor de la hostia. Que tienes un desparpajo y un carisma digno de admirar. Tienes buen humor por la mañana temprano y no fumas. Que sabes escuchar y que, cuando se te ha necesitado, has estado ahí.

Compartes tu tiempo con aquellas personas con las que lo quieres compartir, y tienes, en el fondo, un corazón enorme.

No te preguntes por qué. Solo porque me apetecía. Solo porque con dos frases me alegras la vida mucho más que mis amigos más cercanos. Sólo porque quiero verte y abrazarte.

Gracias, por estar, por ser.



DmN.

miércoles, octubre 17

M.Ángel (anochece...)

Y aún recuerdo ese placer de despedir la madrugada con besos en la boca y esa complicidad en casa secreto confesado.
Tenemos la suficiente ilusión para ser mas que amigos y la paciencia de cada llamada no respondida. Te veo, y te reconozco. Y ni la mitad de las personas que nos conocen imaginarían jamás lo que tu y yo hemos pasado. Una cena. Una pregunta. ¿ Seguimos con esto de acariciarnos los rincones de cada cuerpo ?
Siempre recordaré ese cigarro mientras las farolas que iluminan el centro de Madrid nos regalaba la mejor vista desde tu azotea en plena noche. Y yo descalza.



DmN.

martes, agosto 28

Ese olor (Arenal)

Hablamos de cosas estúpidas.
Tienes esa maldita sonrisa que me regalabas antes de terminar este curso en la universidad en pellas, y no la vas a cambiar por nada del mundo.
Un día. No, qué coño, mucho menos, horas. Poco más de 12 horas desde un hecho al otro. El primero, cambio mi vida. El segundo, la tuya.
Y te pregunto su nombre. Y sonríes, otra vez así.
Hoy solo te pido, que nunca dejes de soplarme de imprevisto cuando nadie nos ve. Que siga habiendo esa estupidez, esa bordería cuando nos hablamos. Que nunca te quiten esa sonrisa.
Yo te compro el babero. Y tu me prometes que siempre vas a cuidar de tu pequeña.
No quería irme contigo. Venían a buscarme. Pero el destino ha querido que hoy yo volviera a aquel lugar. Y me fui contigo.
Y que reviviera lo que fuimos. Una historia de amor ... sexo de dos personas que nunca se podrán querer. Nuestra historia condenada.

Lo peor de todo, es volver a recordar ese maldito olor de tu coche, y saber que nunca más tendrá la banda sonora de tus susurros en mi pelo. Que no te quiero. Que lo único que quiero es que seas capaz de amarla como podría amar un hombre a su hija.



DmN.

sábado, agosto 4

Felicidades (cigarro y gafas)

Felicidades. Por cumplir años. Por soportarme cada noche que pasamos juntos. Por aguantar mi mal humor, y mis buenos días.
Felicidades por no quererme, por apoyarme cuando tenía que estudiar. Por entender de lo que hablo cuando el mejor plan es un parque y unos litros. Por consumir el cigarro.
Y gracias. Porque es genial tener cerca a alguien que te comprende. A un amigo que sabe cómo eres, y que comparte el tiempo contigo. Que agradece la sinceridad mutua. Y así lo hago cuando somos sensatos. Cuando no nos basta con las horas que pasamos, que a veces queremos más. Siempre más. Mucho más.
Que tengas un buen día. Que sea el primero (aunque te conozca de muchos más) de todos los cumpleaños que me quedan por felicitarte.
Sé MUY feliz. Hoy y siempre. Con tu filosofía. Con tu manera de ser. Con tus costumbres, tu trabajo, tu gente, tu 205, y tu "amiga" que te felicita con su blog ^^



DmN.

miércoles, julio 25

Lo se...(cama)

Se de qué color tiene los ojos. Cómo me mira cuando tiene sueño. La manera que tiene de pedirte las cosas sin pronunciar palabra.
Tiene el valor suficiente para cambiar de opinión en el último momento, solo por hacer de esta vida algo más interesante que el paso del tiempo fugaz.
Se la textura de su piel tras una ducha. Y se cómo huele su pelo nada mas despertarnos. Sus preguntas sin respuesta en voz alta, con la fe de ser contestadas.
Se cosas que nunca pensé que podría llegar a saber. El sabor de sus besos antes de dormir. La cara de placer tras una caricia. La sonrisa del placer. La ducha del delito. Una canción. Mil secretos.

Se todo esto, y tu no sabías que yo lo conocía. Tienes la suerte de haberme conocido.



DmN.

miércoles, julio 11

Coruña 2012

Somos unos valientes. Muchos venimos de vivir experiencias inolvidables, de experiencias terroríficas que ojalá nunca hubiéramos vivido, pero ahí estamos, al pie del cañón, una semana fuera, 95 personas desconocidas con un mismo objetivo establecido: "estudiar inglés".

Y lo nuestro iba mucho más allá. Lo nuestro va de conocer cómo podemos ser tan diferentes y tan parecidos. De cómo una sonrisa te puede tocar el alma. Un abrazo en el momento adecuado puede hacerte estremecer. Un cigarro entre clase y clase puede ser la excusa perfecta para descubrir qué es lo que te inquieta. Y una noche en pijama, devolverte a la vida.

Personalmente, ha sido una semana inolvidable. Lo que estaba en Madrid, lo dejé en Madrid, y cuando monté en el avión con Serg, ya no sabía qué me preocupaba. Bueno sí, me preocupaban estupideces típicas del miedo previo a una aventura como esta. Pero lo que dejé en Madrid, allí quedó durante 7 días. Con sus 7 noches. Mis dos trabajos. Mis exámenes. Mis cursos. Amigos. Tú. Las fotos. Nuestro vicio.
Todo lo dejé en Madrid, y no sabes qué bien me ha sentado.

Cada ocasión que pasa es perfecta para sentirte vivo.

"Estrella Galicia. Final de la Eurocopa. Teleppi. Buscar un bar para 30 personas. Decidir irnos a darlo todo o quedarnos cerca de la resi para que más gente se quedara. Los ataques de risa en ocasiones difíciles de Silvi.Y su confianza conmigo. Las leyes de Stiven. Los hachazos de Noe. Juan Magan. El pedo del Jueves en el GrietaX y los tres gallegos. Los nervios en la sala de estudio los 4 el Miércoles. La resaca del Viernes en clase con Alex, Cosmina y Lore. La tortilla de la Bombilla. Los abrazos sinceros en medio de la noche, o al principio del día, de Juan Carlos y Stiven. El tatuaje de Josemi. Santiago con Atila, con Damaris, Patri, Serg y JuanCar. Los números de teléfonos apuntados en tiritas, y las suplicas MUTUAS entre Noe y yo de: "no me dejes sola aquí".

Una semana inmejorable. Nunca será lo mismo, pero intentaremos que no olvidemos que las mejores cosas, residen en cosas básicas, que si se pone fuerza, ganas y empeño, pueden ser maravillosas.

Gracias coruñeses :P











DmN.

viernes, junio 15

Felicidad (tequiero)

Tengo la mala costumbre de escribir desde el miedo, desde la tristeza, el pesimismo o la decepción.

Pero hoy soy inmensamente feliz.

Tengo un "trabajo" que me mantiene psicológica y económicamente, que consiste en, aprender a enseñar a un bebé de 18 meses que no todo se puede tener en esta vida, que la felicidad, con 18 meses, reside en aplaudir cuando ha conseguido tirarse solo del tobogán, en repetir "avión" cada vez que uno sobrevuela su cabeza, y en sonreir cuando, al darle los buenos días, me abraza como si no hubiera nada más.

Tengo un segundo trabajo, que no se parece, ni de lejos, al trabajo de mi vida, pero que me permite ahorrar el dinero necesario para pagarme los estudios que me llevarán a ese sueño final, o por lo menos, en el camino correcto.

Estudio, aunque no lo parezca, una carrera universitaria, que es mucho más que recortar, pegar, aprender canciones y pintar dibujos. Y lo había dejado de lado, en parte, por falta de motivación, porque no encontraba mi camino, no tenía esperanza en que realmente sirviera para algo.

Esta mal hacer en un mes lo que no has hecho en siete. Pero es que quizás fue que me di cuenta que vivo para educar a pequeños seres que con una sonrisa te quitan todos los males. No sé si fue Nikko. No sé si fue el apoyo que he recibido en el breve tiempo de dos semanas de un amigo. Que alguien me diga que confía en mi me hace seguir, me hace coger los libros y estudiar. Que confía en que puedo estudiar todo lo que yo quiera y más, y que tendrá el maravilloso resultado de aprender, independientemente de aprobar o no.

Tengo unos amigos, que aunque lejos o cerca en distancia, de su casa a la mía, veo poco. Pero yo creo que, por eso, cada día los quiero más. Porque aunque no tengamos tiempo material para vernos las caras y compartir un café, estamos en continuo contacto, para saber qué nueva playa han visitado, qué les inquieta, qué les hace sonreir y si están bien. Y lo mejor, lo mejor de todo, es saber que SIEMPRE, mientras siga viva, podré quererles lo que hoy les quiero.

Y sobre todo, y lo más importante, no es el trabajo, el dinero, los estudios o tu compañía.
Lo que más me gusta de mi vida, es tener unos padres maravillosos, que aunque en muchas ocasiones les tacho de pesados, les quiero con locura. Y claro, cómo no, mi hermano, en el que puedo confiar que no me dejará caer. Sea para irnos a hacer deporte, o para bailar hasta las 6.

Y ya está bien, que con tanto discurso esto más que una actualización del capitulo de mi vida, parece mas bien otra cosa.



DmN.

viernes, junio 8

Año.

No deja de doler. Nunca lo hizo. Cuando veo la estela del paso de una estrella fugaz, me acuerdo de ti. En realidad me acuerdo mucho mas de ti de lo que jamás pensaría que lo haría.
Ya han pasado todos los cumpleaños de tus hijos, de tus nietos, las navidades, el verano sin el pueblo, ese veinticinco de Diciembre en tu casa con el colacao, las tardes en el parques viendo la vida pasar.
Hace un año, volvía del norte de una isla italiana en el coche con cinco personas y me pasé casi una hora llorando a escondidas. La magia del destino. Estábamos a miles de kilómetros de distancia, y a mi, algo me dolía dentro que se manifesto en lágrimas provocadas por cualquier canción del mp3.
Al día siguiente, cuando ya estaba de regreso en España, una sola mirada de mi madre me comunicó la noticia que nunca quise oir, que no verbalizó, y que nos hizo parar el tiempo para intentar asumir un golpe tan duro en un instante. Fue en el coche cuando tuve que cambiarme el precioso vestido negro que me había puesto para ir a verte al hospital, y no fue allí dónde te visite.
De lo único que me arrepiento, después de un año de ausencia, es de no haber aprovechado el tiempo en el que estábamos bien. Pero ojalá, si existe algo tras la muerte, ojalá, que seas feliz.
Yo NUNCA deje de extrañarte en esta vida, y nunca dejarás de brillar en mi mundo.
Tu siempre serás mi Estrella.
DmN

jueves, mayo 31

Fechas (tu cama de hospital)

Hace justo un año, era el último día que te veía con vida. No te imaginas lo que te extraño. Cada día que pasa te recuerdo como si aún vivieras y apuntaras detalles silenciosos a mi vida cotidiana que dejo de ser un poco más normal el día que te perdí.
Dicen que el dolor se pasa, que cuando un ser querido fallece y pasa el tiempo, hay un momento en que solo lo puedes recordar con una sonrisa en la boca por todos los momentos que te dio.
Pero yo no dejo de martirizarme con la idea de que no estarás el día de mi boda. Que no verás nunca jamás estos rizos que conservo, ni una sola vez lisos, desde que tu no estás.
Por no precisar las cosas, por no medir las palabras, me arrepentiré siempre. Te pedí, te rogué, en mi ultima plegaria, hace 366 días, que ojalá la próxima vez que te viera, a la vuelta de Cagliari, fuese fuera del hospital. Y mi deseo fue escuchado, lo que no entendieron los astros, es que quería verte como siempre, con tu luz, con tu vida, con tu sonrisa y tu pelo siempre intocable, y ese perfume inolvidable y esas manos.
Pero no olvides nunca, que aunque aquí sea dura la existencia sin ti, tu siempre serás mi Estrella.



DmN.

miércoles, mayo 30

lunes, mayo 7

Dudas... (Playa)

El susurro de unos torpes labios queriendo quererte.
Kilómetros de distancia de tu nevera hasta mi cuerpo, invadido por el hambre de tus manos, de tus besos.
Me acuerdo de tu pelo y de súbito quiero estar contigo. Yo, que me prometí no quererte mas. No rogar cada noche antes de dormir un momento más contigo.
Hemos vuelto a nacer. De cero. 
Sé dónde vamos a acabar. Y, sinceramente, no se si colgar el teléfono y dejarte con la palabra en la boca, o esperar, irremediablemente, a que en unos meses seas tú el que no me descuelgue la llamada. 




DmN.

viernes, marzo 23

Cuestión de preferencias (Toledo).

Prefiero vivir varias veces en mi vida la emoción de los primer besos, a estancarme en una rutina desencadenante de broncas mensuales.
Escuchar repetidamente una misma canción triste hasta hacerme llorar, a que se me quede el nudo en la garganta con la primera escucha.
Prefiero enamorarme de tu sonrisa que de tu historia. No me oirás preguntarte si beso mejor que aquella, porque lo que necesito escuchar es que te quedas con los mios.
No dudes que prefiero que te vayas hoy y me afecte, a que te vayas en un mes y no pueda soportarlo.
Prefiero subir juntos a ver la luna a que la bajes por mi. Y prefiero decir NO a decir SI.

"Es solo un momento puntual, algo pasajero. Tienes menos de 21 años y es normal lo que te pasa."

Mi preferencias soy yo. Mi preferencia nunca jamás volverás a ser TU.


DmN.

miércoles, marzo 7

#RetoOptimismo (sonrisa)

Íbamos a ser felices y tenemos tanto miedo como sueño. Siempre que tengas ganas de llorar, mírate al espejo, y sólo por quererte, dejarás de hacerlo, porque te quieres, y porque sabes lo horrible que te pones cuando caen lágrimas en u rostro y nadie puede limpiarlas contigo.
Y cuando, en tu soledad, tengas tanto frío que parezca que tu salón esté en Siberia, piensa en todos esos problemas que vendrán el día de mañana. O no, aún mejor, piensa en todas las tardes de verano tiradas al borde de la piscina, malgastando el tiempo adquiriendo dos tonos más de piel cuando sabes que en Septiembre no quedará nada de eso.
Piensa en todo lo que te queda por vivir. Habrá momentos en los que del miedo que sientas, tendrás ataques de asma. Y habrá momentos en que no necesitarás nada más que una cámara para guardar esos momentos PARA SIEMPRE.

Mientras tanto, trata de vivir. Hazlo lo mejor que puedas.

El resto de las participaciones de la Familia Fotera en el Reto Optimismo aquí.

 
DmN.

miércoles, febrero 15

RetoBokeh (muñeca)

Iba a empezar esta entrada con algo así como : el mundo apesta. Pero yo creo que tenemos que creer en que algo mejor va a pasar. Hay cosas buenas por las que creer. Y tenemos que hacerlo, porque para mejorar nuestra calidad primeramente tenemos que confiar en que se puede conseguir.

¿Viste a Nadal dudando de ganar? ¿A Gasol de disfrutar cada triunfo? Nadie gana nada si no cree antes que lo puede hacer. Pues esto es así. No mejoraremos si no confiamos que podremos hacerlo.

Si no, lo que ocurrirá, será que los bebés que no han nacido quieran suicidarse, caer sin importar si se levantan.
Y al fondo, solo habrá contaminación, suciedad y asco, mucho asco.

Esto forma parte del RetoBokeh, de la Familia Fotera , y para ver el resto de participantes, aquí están sus fotografías.



DmN.

martes, febrero 14

¿Feliz día? (mi compañía)

Es una gilipollez. Todos lo hemos pensado, todos los sabemos. Amamos los 365 días del año. A tu pareja, a tus amigos, a tu familia, a conocidos y desconocidos, músicos, poetas, escritores, profesores, bomberos, informáticos, policías...
Cuando eres pequeña y llega un día como hoy, esperas una carta diciéndote cosas que solo años más tarde sabrás que son mentira. Mentíamos y no lo sabíamos. Pero la esperas.
Es casi tan doloroso un San Valentín amando si ser correspondido como un día de la madre sin ella, o un día del padre mientras él vive sin saber qué es de él. Unas navidades sin familia o un verano sin amigos.
Creo en la magia de regalar flores cualquier día del año. Creo en el poder de un beso a destiempo. De parar el tiempo con una mirada. Y por supuesto, creo que los sentimientos no son más grandes o mejores tan sólo un día del año.

Que yo, como tu, deje de creer en San Valentín. Y que como tu, tampoco espero que hoy me quieran más que ayer.

Hace un año, decía esto. 





DmN.

lunes, febrero 13

Verdad (fotografía dentro de fotografía).

No tengo frío. Me abrigan los besos que me diste anoche. Borré tu número de teléfono.
Luce tanto el sol que llevaría gafas oscuras en Febrero. Y te quiero.

De todo esto, tan solo una frase es cierta. Ojalá lo fueran todas.



DmN.

miércoles, febrero 1

El mismo nombre ( vestido).

Tengo demasiados defectos. Escribo desde lo que siento, pero no siento todo lo que escribo. Muchas veces tengo una intuición, un amago de lo que va a venir, una introducción de lo que será, e independientemente de lo que ocurra después, lo relato, lo aprovecho, y en muchas veces, lo hago más grande.

Me gusta aprovechar los momentos de felicidad transitoria para conseguir contar lo que puede pasar. Y mucha gente, al saber que lo que escribo lo escribo inspirado en ellos, se asustan. No siento todo lo que digo, pero a veces sueño mediante lo que escribo. A veces escribo lo que me gustaría que pasara si de mi dependiera.

Tienes el mismo nombre que una persona que fue importante para mi. 
A veces pido demasiado, pero es mejor intentarlo y fallar que darlo por perdido.
Si supieras lo que de verdad quiero hacer, echarías a correr. Tienes tantas cosas por delante, que si quisiéramos, no pensaríamos en el futuro, tan solo en el presente. Aunque quizá el cambio de parecer no dependa solo de nosotros.

¿Y si yo pudiera? Si yo pudiera tendría contigo ese tipo de cosas que se quedan en silencio.




DmN.

sábado, enero 28

Una historia (Pablo Moro).

Estaba enamorada. Nos queríamos... ¡vaya que si nos queríamos!
Recuerdo que una de las muchas tardes que nos sentábamos en cualquier banco de la ciudad esperando a que algo nuevo sucediese, me pusiste en tu móvil una canción. No le presté atención, porque ya sabes como soy.
Desde ese momento, dejabas de llamarme Sara para llamarme Viernes, y yo no entendía nada. Hasta que un día, vuelves a ponerme la canción, y entonces mi pequeño puzzle cuadra.
Pasamos de todo y pasamos nada.
Dejamos de violarnos las miradas, de tener en nuestra cabeza la idea de ser "algo más".

Dejamos de existir y entonces a mi solo me quedaba "vodka y caramelos".


Anoche pude ver al culpable de que cada día que estuve a tu lado deseara que me llamaras Viernes.
Anoche, después de todo lo que habíamos pasado, te llamé. Y supiste que era yo, porque sonaba nuestra canción.
Anoche Pablo consiguió que cada acorde me emocionase, que quisiera llorar de pena y lo hice de alegría. Consiguió pararse dos minutos para hacerle un guiño a esta historia que ni tan siquiera conocía.

Gracias Pablo, por tu sencillez, por tu voz, por tus canciones, por tus historias. Seguro que nos volvemos a ver pronto. ^^


DmN.

miércoles, enero 25

Reto Película (frente a la lavadora).

Una vez más, para la Familia Fotera, el Reto Película (#retopelícula) para el que me he inspirado en la película Tu Vida En 65 Minutos.

Este es el principio de la película, y tiene parte de la esencia. http://www.youtube.com/watch?v=wqZEkhlsOds&feature=related

Tenía un enlace de calidad, pero gracias a no se qué problema está retirado el contenido. La podéis encontrar en las tiendas con facilidad, es muy recomendable.



Y para ver el resto de participación de la Familia Fotera, aquí.

Un saludo.

DmN.

domingo, enero 22

Opción (Chocolatinas)

Elegí no besarte. Mientras me duchaba, te preguntabas si podrías invadir mi intimidad y cumplir con ciertos patrones.
¿Me he negado por ti, por mi, por ella, o por lo que vendrá?
No sé muy bien por qué, pero a veces hay que hacer lo que quieres que te hagan, así como respetar los deseos e ilusiones de los demás. 
Tengo frío. Y tengo sueño.
Sé que leerás esto,y por favor, no me lo digas una vez más, porque no sé si podré volver a decirte una vez más que no.

En muchas ocasiones pienso que meterme en la cama no tiene sentido si no es para soñar contigo.


Endúlzame la vida.

DmN.

sábado, enero 14

Unidad (Mario y yo)

Cierro los ojos. A mi cabeza, a veces vacía de pensamientos útiles, me vienen recuerdos de los años pasados.
Sonrío. Eres un ejemplo de sinceridad, de lucha, de cariño.
Siempre he podido contar contigo cuando te he necesitado, y siempre podré. Para arrugarte la ropa, para compartir vasos llenos de sustancias que nos hacen delirar y nos hacen hacer cosas que no haríamos. Para demostrar los mordiscos como una muestra de cariño, para que despotriquemos, para que me expliques cuando tengo dudas obvias, porque hemos crecido, porque me aportas mucho más de lo que muchas personas.

Porque el cariño que te tengo no es posible medirlo, porque quiero compartir contigo el resto de mi vida. Ojalá NUNCA nadie nos separe.

En cama, sofá, de pie, cenando, bebiendo, tumbados, bañándonos,  en la calle, en los parques, en los coches, en Toledo, en Granada, en España, Europa, de frente, y de espaldas. Pero que nunca me faltes. Que siempre estemos juntos.



DmN.